« Podemos trae tiempos feos | Inicio | Escraches legalizados »

miércoles, 15 febrero 2017

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

Así es, Molaritos, tal y como dices. Occidente se está sometiendo al Islam, en aras de sus complejos y corrección política, llegando al extremo de silenciar agresiones y violaciones en distintos paises europeos para no crispar más aún la convivencia y para no fomentar el antiislamismo o la xenofobia

Precisamente cuando la sociedad occidental abandona en gran medida la practica religiosa, acata atuendos, normas y usos ancestrales, y lo que es más grave, pone a sus tribunales al servicio del fanatismo más rancio.

Estos dias, precisamente, cuatro ministras del gobierno de Suecia, el más feminista del mundo, los inventores de la "igualdad de género", visitaron Iran acompañando al Primer Ministro sueco.
Pues bien, estas predicadoras de la Igualdad y derechos de la mujer se plegaron a las imposiciones misóginas de la dictadura iraní,cubriendo voluntariamente sus cabezas con velos, ellas y el resto de mujeres de su séquito. Doblegadas ante una costumbre totalmente discriminatoria del islamismo

Lástima de ocasión perdida de las supermujeres suecas para aplicar sus teorías sobre la igualdad de hombres y mujeres. Porque los suecos del grupo no se cubrieron la testuz.

Esta actitud complaciente de las propias feministas hacia un régimen islamista que nos devuelve a la Edad Media y otorga a la mujer el mismo valor que una cabra, castrándola, casándo niñas con adultos, repudiando esposas, lapidando adúlteras, negándole toda iniciativa y formación, sometida siempre al varon, padre, hermano, marido, demuestra el grado de hipocresía de esas feminazis de manual, que no se duelen de la desgracia de las musulmanas.

Y si estas suecas se ponen velo allá,para adaptarse al uso de tierra islámica, lo justo y racional sería que las musulmanas se adaptaran a los usos de aquí cuando vienen a occidente y no está previsto que se pongan trapos.

La condena dictada contra Acciona por impedir que una recepcionista se salga de la uniformidad exigida a los demás empleados por la imagen corporativa de la empresa, indica que los jueces caen también en el error de no distinguir entre la fe de cada cual y las normas laborales que han de regir para todos los empleados.

Si las mujeres occidentales respetan los usos musulmanes en su tierra, ¿cómo se puede aceptar neciamente, acomplejadamente, que las musulmanas no los respeten en estos pagos?

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre es obligatorio. La dirección de correo no aparecerá en el comentario.)

Mi foto

TRADUCTOR

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

mayo 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31