« Violencia imprevisible | Inicio | www.movciudadano.es »

sábado, 18 enero 2014

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

Y la consecuencia de todo esta "teoría de juegos" es que si quieres que tu propuesta triunfe y excluya a la de los demás (y luego a los demás mismos), únete a los celotes, a los más radicales, a los que no tienen escrúpulo en utilizar la violencia. Lo hemos visto en estas protestas vecinales. Unos vecinos pueden estar en desacuerdo con que le levanten la avenida; desacuerdo a veces selectivo pues está en función de quien promueva el proyecto; los peperos son percibidos como obra faraónica y los izquierdistas escudados como obras necesarias o, como no, como obra o gasto social; pero, salvo que los tribunales digan otra cosa, está sujeto a la ley y es justo, al menos formalmente. No se conocen detalles de la oposición (en vía administrativa o judicial) al proyecto de los vecinos perjudicados, por lo que presumo iuris tantum que no han prosperado. Y para soslayar el escoyo de la legalidad, lo que hago es aliarme con los más radicales y violentos, procurarme de que sale por los medios de comunicación de medio mundo y conseguir por la vía de hecho lo que no han podido por la de derecho. El precio de que los vecinos hayan conseguido que se descarten las obras "peperas" es que se haya conculcado la legalidad, se hayan causado destrozos en el mobiliario urbano, se haya atentado contra policías y haya pendientes juicios penales por ello, y, lo que es peor, se haya dado un cheque en blanco a cualquiera para obtener extralegalmente sus objetivos aliándose con grupos radicales y violentos, revolucionarios y anti-sistema, a los que se les brinda una oportunidad mediática para demostrar su fuerza. Este efecto es multiplicador, no sólo geográficamente sino en intensidad de sus efectos y en efectividad en la consecución de los objetivos. El terrorismo, los grupos violentos y los intolerantes e irredentistas antiespañoles han asegurado el poder de los nacionalistas en el País Vasco Cataluña y Cataluña. ¿Han visto un caso igual, en el que los respectivos gobiernos regionales estén con los grupos terroristas locales y sus adláteres radicales, y viceversa?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Mi foto

TRADUCTOR

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

septiembre 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30