« Huelgas de repetidores | Inicio | "El Tempranillo" socialista »

domingo, 29 abril 2012

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.


Competitividad. Siempre lo mismo. Damos (dan, yo no) por bueno un sistema donde hay que correr, y donde sólo se sigue vivo si cada vez se corre más. Parece que hay alguna dificultad insuperable en comprender que el fin de tal carrera no puede ser otro que reventar. Para vivir no se necesita mucho. Pero hay que renunciar. A eso se le llama ascética. Que puede ser dura, pero mucho más duro es hacerse esclavo de los deseos, que controlarlos. Viejas enseñanzas de la religión. ¡Ah! pero ahora somos más listos (porque competimos) y ya no creemos en esas cosas. Pues venga, todos en fila, ¡hasta reventar!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Mi foto

TRADUCTOR

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

septiembre 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30