« Que se atreva Rajoy | Inicio | Dinero sin patria »

jueves, 17 noviembre 2011

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

Disiento del calificativo "derecha radical", apestosamente correcto, por sus posibles connotaciones negativas, para referirse a a ese movimiento de rebelión cívica que intentó, mediante el boicot al cava catalán, poner a muchos votantes catalanes frente a sus mezquinas sinvergonzonerías y miserables irresponsabilidades, por votar o albergar tanta aquiescencia con semejantes ultranacionalistas y racistas, por más que, en realidad, Cataluña no sea ni nunca haya sido una nación y su raza sea la misma (o sea, practicamente todas mezcladas) a la que en el resto de España tanto vilipendian, odian y atacan.
Por lo demás, seguro que si hubiese existido un verdadero líder en la oposición, muchos ciudadanos hubiesen podido vivir más tranquilos y sin sentirse impelidos a asumir tantas medidas, decisiones y molestias de este tipo y de cualquier otro.

Respecto a las cochineras de Tele5, es de justicia que el sector del público proclive al consumo de inmundicia sufra también problemas para satisfacer su deleznable gusto mediático. Ya está bien de hacer la puñeta siempre al público que rechaza la mediocridad y la basura. Que les racionen más la basura a sus adictos, que ya les toca. Por más que ahora con Internet se puedan consumir todo tipo de productos gratis y a la carta.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Mi foto

TRADUCTOR

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

septiembre 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30