« Hipócritas de los Derechos Humanos, con pruebas gráficas | Inicio | Aznar, el traidor »

martes, 19 abril 2011

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

Si dejamos a un lado otras consideraciones, que, probablemente, habría que hacer, lo cierto es que Finlandia resulta ejemplar por el alto nivel cívico de sus ciudadanos, basado en una educación eficaz que les permite votar, con acierto, lo que más les conviene. Y, si bien es verdad que la negativa del partido político AF a rescatar, con fondos finlandeses, las economías depauperadas de otras naciones, puede perjudicarnos algún día, uno entiende, y aun aplaude, que no quiera ayudar a países cuyas arcas están exhaustas, debido a la inmoralidad continuada de sus malos gobernantes. ¡Pobre España nuestra, siempre a merced de un electorado mediocre, incapaz, por tanto, de poner en el Gobierno a los mejores!

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre es obligatorio. La dirección de correo no aparecerá en el comentario.)

Crónicas Bárbaras

Mi foto

TRADUCTOR

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

enero 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Crónicas Bárbaras