« Limpieza de sangre | Inicio | Baraka »

viernes, 21 abril 2006

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

¿Sabe alguien qué hace ese individuo por estos lares? ¿Quién le paga? ¿Quién le ha llamado? ¿Y qué dice la Iglesia de que uno de sus sacerdotes vaya por la vida bendeciendo a los asesinos, haciendo gala de una perversión moral tal que produce la más absoluta repugnancia?

Cada día me cuesta más trabajo salir de mi asombro. Aunque me imagino que es eso lo que se pretende, agotar nuestra capacidad de asombro, aletargarnos y que asumamos como normales las barbaridades más inmensas.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre es obligatorio. La dirección de correo no aparecerá en el comentario.)

Mi foto

TRADUCTOR

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

mayo 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31